Pañuelos de Seda para Hombre

Muchas veces nos preguntan: ¿Los pañuelos de seda también son un accesorio para hombre?

Y la respuesta es: ¡Sí, claro!

como usar pañuelos de seda hombre

Los pañuelos han sido un accesorio esencial en el guardarropa de hombres durante siglos, tanto por razones funcionales como por moda.

Y aunque a veces parece que un pañuelo de seda largo es más usado por mujeres, la verdad es que cuando los hombres lo usan le dan un toque muy elegante y sofisticado a su look.

Además de los pañuelos tipo fular, también existen pañuelos de seda más pequeños que son un accesorio perfecto para llevar en el bolsillo del saco o americana y darle textura y color al típico traje obscuro.

Comprar un pañuelo de seda siempre será un acierto pues es una tela de alta calidad, muy ligera y que además puedes encontrar en variantes de tonos mate para los que no son amantes de las telas que tienen un poco de brillo.

Lo mejor es que solo añadiendo un pañuelo con estampados o colores vivos a tu look puedes transformarlo de simple y aburrido, a trendy y lleno de personalidad.

Cómo llevar Pañuelos de Hombre

Nudo Parisino

Una forma muy elegante y clásica de llevar un pañuelo, este nudo le proporciona un buen calor al cuello y es una buena opción para el clima más frío.

Sólo dobla tu pañuelo por la mitad a lo largo y colócalo sobre tu cuello, luego lleva los extremos sueltos a través del orificio formado por el extremo doblado para atar el nudo. Aprieta el pañuelo alrededor de tu cuello y estás listo.

como ponerse un fular hombre

Nudo Falso

Este es un estilo que se verá muy bien con una chaqueta casual o un abrigo formal.

Coloca el pañuelo alrededor de tu cuello, haciendo que un extremo sea más largo que el otro. Toma el extremo largo del pañuelo y llévelo detrás y alrededor de sí mismo para formar un bucle.

Agarra el otro extremo del pañuelo y pásalo a través del lazo para atar el nudo. Sube el nudo hasta el cuello tirando suavemente de cada extremo del pañuelo mientras desliza el nudo hacia arriba.

pañuelos americana

Nudo por Encima

Este nudo es muy simple de atar, se ve limpio y es funcional, con buena protección para el cuello cuando hace frío.

Coloca el pañuelo alrededor de tu cuello, haciendo que un extremo sea más largo que el otro. Toma el extremo largo del pañuelo, cruza sobre el extremo corto, luego colócalo debajo y a través de la abertura cerca de tu cuello para atarlo.

Después de atar el nudo, tira de ambos extremos del pañuelo para apretarlo hasta que estés satisfecho con el aspecto. Creo que este nudo de bufanda se ve mejor cuando un extremo es un poco más largo que el otro.

pañuelos de cuello para caballeros

Historia de los Pañuelos para Hombre

Los pañuelos han sido parte del guardarropa de hombres por más de 2.000 años.

Las evidencias históricas nos dicen que los primeros en usarlos fueron los soldados Chinos en el siglo III d.c. y se utilizaban como una forma de insignia que denotaba el rango militar de cada soldado.

En Roma los pañuelos tienen un origen más humilde, el sudarium, que literalmente significa “paño para el sudor”, hecho de lino, cuya función era mantenerlos limpios durante las estaciones calurosas.

Para la época del reinado de Luis XIV los pañuelos se habían convertido en un accesorio esencial de la corte francesa. Ellos los llamaron “cravats” y se pueden ver, en muchas pinturas de la época, a los hombres de la nobleza usando estos coloridos pañuelos.

 pañuelos cuello hombre el corte ingles

La palabra “Cravate” fue traducida al castellano como “corbata”, así podemos notar que la corbata fue en sus orígenes un fular, que con el tiempo se hizo muy popular hasta convertirse en el accesorio masculino por excelencia.

La moda de los pañuelos se extendió por toda Europa y hombres como Carlos II, junto con la Reina Victoria de Inglaterra, los hicieron más populares. Los pañuelos en el cuello y las corbatas se convirtieron rápidamente en un símbolo de estatus, que dependiendo del material o la forma de llevarlos, eran indicador de la clase social de quien los usaba.

En el S.XX, durante la primera Guerra Mundial, fueron una pieza fundamental en la vestimenta de aviadores; pues se consideraban parte del equipo para volar al ser una prenda que mantenía el calor del cuerpo mientras volaban.

Durante las décadas de 1920 y 1930 los pañuelos fueron muy populares, en parte gracias a los militares, pero en general porque tenían la habilidad de transformar un look básico en uno llamativo que se destacaba del resto, como sigue sucediendo en la actualidad.

pañuelos de hombre